Buscar
  • Erik Hernández

¿Qué sucede con la emergencia sanitaria?

Durante el año 2020 se ha experimentado una situación sin precedentes respecto al manejo que se ha dado a una potencial amenaza para la humanidad que se denominó COVID 19.


La cuarentena, cierre de operaciones no esenciales, medidas sanitarias, etc., han sido por todos conocidas, sin embargo no ha quedado del todo claro que efectos se tienen que producir en la vida diaria de las personas.


En algunos casos, como en los procedimientos legales, se estableció la suspensión de los plazos judiciales, de manera que se hizo una gran pausa en la mayoría de las materias, sin embargo el cumplimiento de contratos, aplicación de penas convencionales, atrasos en entregas, etc., quedó en incertidumbre para las empresas en que tenían que hacer.


De la misma manera el establecimiento de los semáforos de emergencia sanitaria permiten la operación de algunos giros no esenciales pero con restricciones de ocupación o modificaciones a procedimientos.


En cualquiera de los casos, para todas las empresas es necesario contar con un protocolo de actuación para cumplir con las medidas sanitarias mínimas que marca la ley.


Derivado de todo lo anterior, recomendamos que las empresas cuenten por lo menos con su comisión de seguridad e higiene debidamente instalada, que se elabore y apruebe el protocolo de seguridad sanitaria y que se vigile el cumplimiento del mismo.


Adicionalmente, si se requiere verificar el incumplimiento de obligaciones legales, recomendamos asesorarse profesionalmente ya que cada caso es diferente y debe de ser analizado en lo particular.


Pueden contactarnos en asesoria@nante.mx, nosotros podemos ayudarte.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Sabes qué son los activos virtuales?

Con el paso del tiempo se han llegado a grandes avances en todas las áreas del conocimiento humano, y precisamente una de las que más ha venido creciendo a ritmo acelerado los últimos años es el área

¿Cómo proteger a mi empresa de un fraude?

Desgraciadamente ocurren a diario delitos patrimoniales en contra de las empresas, tanto robo, fraude, abuso de confianza, etc., lo cual impacta, no solo en la rentabilidad del negocio, sino también e